Ir a la web de la CEG Imprimir esta noticia
La Comisión quiere mejorar la seguridad de los productos de consumo
Servicio de Información Comunitaria e Innovación  26/02/2013



La Comisión Europea ha propuesto nuevas normas para mejorar la seguridad de los productos de consumo que circulan en el mercado único e intensificar la vigilancia del mercado relativa a todos los productos no alimenticios, incluidos los importados de terceros países, lo que contribuirá a reforzar la protección de los consumidores y a establecer igualdad de condiciones para todas las empresas.

Una vez adoptadas por el Parlamento Europeo y el Consejo, las nuevas normas serán aplicadas en los Estados miembros por las autoridades nacionales de vigilancia del mercado, que contarán con una mayor cooperación y mejores instrumentos para realizar controles. Las dos propuestas legislativas se completan con un plan multianual de vigilancia del mercado, en el que se establecen veinte acciones concretas que han de realizarse de aquí a 2015 para mejorar la vigilancia del mercado en el marco normativo actual y hasta que las nuevas normas entren en vigor.

Las propuestas están dirigidas a la armonización de las obligaciones generales de los agentes económicos para garantizar la seguridad de todos los productos de consumo clarificando mejor las responsabilidades de los fabricantes, importadores y distribuidores. La Comisión también destaca que a través de un único conjunto de normas coherentes para la vigilancia del mercado se aplicarán herramientas más eficaces para hacer cumplir con la seguridad y otros requisitos relacionados con el producto y tomar medidas contra los productos peligrosos. Las nuevas normas propuestas también buscan la creación de un sistema más cooperativo de la vigilancia del mercado en toda la UE. Así, se proponen procedimientos simplificados para la notificación de productos peligrosos y para las sinergias entre el actual sistema de información alerta rápida (RAPEX) y el Sistema de Información y Comunicación para la Vigilancia de los Mercados (ICSMS).

Por otra parte, una mejor coordinación de los controles de seguridad de los productos significa eliminar la competencia desleal por parte de los operadores deshonestos o clandestinos. La Comisión también hace hincapié en que los consumidores se beneficiarán de las propuestas, ya que significará una mayor confianza de los consumidores en el mercado interior. Las propuestas serán debatidas por el Parlamento Europeo y el Consejo, y se espera que la nueva legislación entre en vigor en 2015.

Cerrar Ventana